Snapchat, el famoso fantasma.

 

Muchas marcas ya le están perdiendo el miedo a Snapchat, puede que sea porque saben que es la red social favorita de los adolescentes. Y tu... ¿te atreves?