clases marketing online Barcelona

Workshops

 

Aunque el 2021 está empezando muy fuerte -y no de una forma especialmente positiva- no podemos negar que muchos de nosotros necesitábamos cambiar ese 0 del pasado año para coger un poco de aliento.

El 2020 se llevó muchas cosas a nivel colectivo y también a nivel personal. En mi caso, y por la dificultad de la presencialidad, se llevó -quiero pensar que lo apartó momentáneamente- un descubrimiento personal: me encanta dar clases.

Ponerme delante de x alumn@s para enseñarles alguna materia e interactuar con ellos nunca me había llamado la atención, hasta hace poco.

Hace varios años que ofrezco sesiones formativas y consultorías individuales, pero no es lo mismo. Las consultorías individuales son sesiones adaptadas totalmente a la persona en cuestión y a sus necesidades; y el tiempo es el requerido para que, a su ritmo, pueda ir adquiriendo los conocimientos y resolviendo sus dudas.

Impartí mi primera clase hace unos cuatro años; un workshop para los empleados de una empresa de formación. Y, aunque formar a formadores fue un reto y una agradable experiencia, este servicio se quedó en un cajón hasta el 2019.

En un proyecto que realicé en colaboración con otros profesionales del marketing, nos encontramos que las personas que gestionaban las diferentes redes sociales implicadas en el proyecto (varios perfiles en varias redes sociales) no tenían el mismo nivel de conocimiento sobre cómo gestionarlas. Y esto quedaba reflejado de manera muy evidente en el resultado. 
Además, sus conocimientos eran a nivel de usuario, perdiéndose todas las utilidades y posibilidades que las redes sociales ofrecen a nuestros negocios.

En este momento, decidimos realizar algunos workshops para equilibrar los conocimientos de todas las personas implicadas en el proyecto, además de enseñarles qué podían utilizar, cómo podían mejorar lo que estaban haciendo y de qué manera optimizar tiempo y recursos.

Ponerme delante de 15 personas con unas ganas enormes de aprender, llenas de dudas, de propuestas y de risas, me cautivó.

En las sesiones hablamos de los puntos fuertes de cada una de las redes sociales, aprendimos a organizar sus perfiles, a descubrir dónde encontrar las estadísticas de cada una de ellas y, lo más importante, a interpretar cada métrica. Descubrieron varias herramientas para programar sus publicaciones en el mejor momento según el algoritmo y poder respirar un poco de su Pepito Grillo “tengo que hacer esto ahora”
También hicieron su primer calendario editorial y comprendieron la importancia de un plan de contenidos para conseguir más seguidores.

Me gustó tanto prepararlo y pasar esas horas con ellos y ellas que, hasta que llegó el coronavirus y el confinamiento, fui repitiendo workshops para otras empresas y entidades, siempre adaptado a las necesidades de cada grupo. 

Ahora, con este nuevo año y la necesidad de reinvención de algunas personas, he barajado la posibilidad de abrir este servicio vía zoom para personas particulares que también necesiten algunas horas de formación para poder sacar el máximo provecho de las redes sociales para trabajar su marca personal.

¿Te interesaría recibir más información al respecto? 

Envíame un e-mail a hola@martamartino.es y te cuento más :)

 

Leave a Reply