marketing emocional barcelona

Marketing Emocional

 

Cuando termines de leer esta frase cierra los ojos y piensa en un anuncio de televisión. (Ahora. Cierra los ojos).

Pregúntate por qué has pensado en ese y no en otro. ¿Es por lo que te hace sentir?

Hoy vamos a hablar del Marketing emocional.

 

¿Qué es el Marketing Emocional?

 

El Marketing emocional es esa disciplina del marketing cuya estrategia tiene como objetivo establecer un vínculo emocional con el cliente para fidelizarlo y convertirlo en prescriptor.

En contraposición nos encontramos con el Marketing racional cuya estrategia está enfocada en destacar datos comparativos del producto como motivo para convencer al consumidor: más calidad, mejor precio, más velocidad, más capacidad, mejores prestaciones...

El problema de llevar a cabo una estrategia de Marketing racional es que nuestro argumento se puede debilitar fácilmente en el momento que otra marca nos supere en más velocidad, menor precio, más calidad… Si la decisión de compra de nuestros consumidores es puramente racional la fidelidad es inexistente y, al igual que podemos aumentar consumidores cuando superamos a nuestra competencia, los perderemos en la situación inversa.

En cambio, el Marketing emocional crea un vínculo afectivo con el consumidor que provoca el nacimiento de una fidelidad hacia nuestra marca.

¡Ojo! Eso no quiere decir que tengas ese consumidor asegurado. Tienes que tratarlo con mimo e ir afianzando esa relación porque puede llegar otra marca que lo enamore más, pero eso es más difícil de conseguir. Y sino, pregúntate si un amante de la Coca-cola aceptará beber Pepsi en ausencia de la primera o se decantará por otro tipo de bebida. O si un usuario de Apple pasará fácilmente a un Android o Microsoft.  Coca-cola y Apple son una de las lovemarks que han llevado a la práctica un excelente marketing emocional.

 

marketing emocional.jpg

 

Tampoco debemos confundir Marketing emocional con Neuromarketing. Es verdad que ambos apelan a las emociones, pero no exactamente de la misma forma.

Pronto publicaré un post sobre el Neuromarketing, pero de momento te adelantaré que el Neuromarketing es una disciplina centrada en las emociones para conseguir una reacción. Cualquier tipo de emoción.

Más del 80% de nuestras decisiones de compra nacen de una emoción que luego intentamos justificar con argumentos racionales. En Neuromarketing se utiliza todo tipo de emociones para conseguir esa compra. Emociones positivas y negativas, como el miedo o la culpa. Por ejemplo, el miedo a no pertenecer a un grupo si no consumes cierta marca, la culpa a no ser una buena madre si no haces uso de determinado producto para tu hijo.

 

Por el contrario, una estrategia de Marketing emocional está enfocada en establecer un vínculo afectivo positivo con el consumidor con la finalidad de lograr que se convierta en prescriptor de la marca.

 

marketing emocional barcelona.jpg

 

¿Cómo llevar a cabo una buena estrategia basada en el Marketing emocional?

 

No debemos olvidar que nuestro principal objetivo es vender por lo tanto una emoción porqué sí no nos va a servir. Esta emoción debe tocar unos puntos concretos de nuestro público objetivo.

Y sí, no me canso nunca de recordarte la importancia de conocer a tu público objetivo, pero quiero que siempre tengas presente que el centro de tu negocio es tu cliente y no tu producto. Sin clientes el producto no tiene valor.

 

¿Quienes son tus clientes?

Tienes que conocerlos perfectamente, en este caso para saber cuáles son las emociones que los mueven. ¿Cómo vas a conectar con ellos si no tienes claro eso?

 

¿Qué emociones desprende tu producto?

¿Vendes productos orgánicos? Puede que tus valores sean concienciación social y sostenibilidad. O puede que sean los hábitos saludables. Como ves, el mismo producto se puede enfocar hacia diferentes emociones que no tienen porque compartir las personas que te compren.

Cuando hayas respondido las dos preguntas anteriores deberás trazar tu estrategia de Marketing de contenidos tendiendo en cuenta dónde está este público (en qué redes sociales), cómo debes mostrárselo (en qué formato) y que contenido buscan.

 

Comunicación bidireccional

Cuando investigo para hacer Planes de Social Media para mis clientes me doy cuenta que hay muchas marcas que todavía creen que las redes sociales y el blog son solamente un almacén de contenido donde publicar contenidos, pero se olvidan que los destinatarios son personas vivas, con sus dudas y sus opiniones, que a veces las expresan y se quedan sin responder.

Si quieres crear un vínculo afectivo con tu cliente tienes que hacerle sentir parte de la marca. La comunicación no es que deba ser bidireccional (solamente) es que debería ser activa y no pasiva. Realiza escucha activa para ver qué se dice de tu marca fuera de tus perfiles y habla con ellos. Comunícate y crea relaciones.

Recuerda que si lo haces bien tus clientes se convertirán en tus prescriptores.

Te dejo aquí la Rueda de las emociones de Plutchik que te ayudará a saber el proceso de afianzamiento de cada una de ellas.

 

Rueda Robert  Plutchik.png

Leave a Reply