marcas emocionales

Y tú...¿de qué marca eres?

 

Hace algunos días decidí compartir un “Ahá moment” espontáneo con los suscriptores de mi newsletter que tuvo una gran acogida. Y, aunque tengo pensado escribir un post sobre la importancia del Marketing Emocional, he pensado que compartirlo también por aquí podría aportar un poco de luz a algunas personas.

Y recuerda que, si quieres recibir contenido exclusivo, solo tienes que suscribirte a mi newsletter: http://eepurl.com/dmtuV1

 

Y tú...¿de qué marca eres?

 

“La semana pasada asistí al Branding Day organizado en Barcelona por la Cadena SER. Es éxito seguro empezar las ponencias con Víctor Kuppers y así lo hicieron. (Si no sabes de quién te hablo, recuerda su nombre y, cuando tengas un momento, búscalo en Youtube).

Él nos habló de actitud ante la vida pero, sin darse cuenta, también nos estaba hablando de Marketing Emocional.

Nos contó que en su casa son muy del Barça y celebran cada victoria cenando pizza. Viven en un pueblo donde tienen 4 opciones para pedirla. Cada final de partido miran los papelitos que tienen y deciden dónde van a llamar.

 

Un miércoles sin partido se presentó el chico de "Boston Pizza" con una pizza y cuatro latas preguntando por su hijo. Avisó que no riñera al crío, que él no había hecho ninguna llamada. Era un regalo para él que, si quería, podía compartir. Y así lo hizo.

Unos días más tarde Víctor decidió pasar por el local de Boston Pizza para investigar un poco la marca. Es una franquicia regentada por dos hermanos. Le contaron que los miércoles son un día flojo y decidieron premiar a los niños que les solían pedir pizza. Víctor les contó que en su casa, si ganaba el Barça, cenar pizza era una tradición.

La siguiente victoria del Barça que se celebró con Boston Pizza, al abrir la caja Víctor se encontró con un post-it con el siguiente mensaje:

"De un culé a otro. Buen provecho".

 

Víctor es de Boston Pizza. Ya no tiene otros papelitos de pizzerías porque no le hacen falta.

 

Las experiencias, cuando son positivas, son un anclaje muy poderosos para los clientes. Son las emociones lo que nos unen a las marcas. Puedes elegir una marca por su oferta, porque está cerca de casa, por su precio... Pero en algún momento estos factores pueden ser superados por otras marcas y los clientes cambiarán.

Recuerda una cosa, superar una emoción es mucho más difícil que superar en precio.”

 

Leave a Reply