escribir textos Barcelona

¿Hablas el mismo idioma?

 

Hace algunos meses compartí una reflexión en mi newsletter que generó un debate interesante con algunos de los suscriptores. 

Aprovecho esta época de confinamiento para recuperarlo, publicándolo en el blog, por si te apetece continuar el debate en los comentarios.

Y recuerda que, si quieres, puedes suscribirte en la newsletter aquí

.....

Hoy escribo este post desde uno de mis locales favoritos mientras desayuno tranquilamente esperando para una reunión. Es viernes y en Barcelona llueve.

En mi planificación (ya sabes cómo de importante digo siempre que es una buena estrategia y planificación) hoy tocaba hablar de cómo hacer un Manifesto. Pero en Barcelona casi nunca llueve y esta semana han pasado muchas cosas, o sea que hoy voy a salirme de la línea y dejar el Manifesto para otro post.

 

Estoy colaborando en un proyecto online-offline muy interesante que va a suceder en Barcelona dentro de unos meses. Esta semana nos hemos reunido con el cliente (4 directoras de escuela de unos 50 años), el coordinador del proyecto, el programador, que en este caso también realizará campañas de Google Adwords, y yo. 

En la presentación, al explicar el por qué de Google Adwords salieron palabras como "open day", "funnel", "customer journey", "lead", "CRM"... Las caras de las directoras eran un auténtico cromo hasta que una manifestó lo difícil que era para ellas seguir esa conversación.

La persona que estaba explicando la estrategia las miraba pero sin verlas. Hablaba de la importancia de ir midiendo resultados sin darse cuenta que sus caras eran una auténtica métrica de que algo estaba fallando. Y las tenía delante. Imagínate si no tienes la posibilidad de tener este feedback tan directo.

En la comunicación es importante todo. El idioma, el lenguaje, el tono, las palabras utilizadas, la intención... Pero también debemos tener muy presente la bidireccionalidad. Sabemos perfectamente cómo hablar a un niño para que nos entienda, pero cuando nos hacemos adultos nos creemos todos iguales. Y no.

Aquí reside uno de los aspectos importantes de conocer a nuestro target. Si queremos conectar con él, debemos hablar su idioma.

 

Otro aspecto importante, y esta reflexión nace de otra reunión, es el interés. "Y a mí que me importa tu.." " Para qué tengo yo que...".

Piensa cuantas marcas o empresas sigues en redes sociales y por qué las empezaste a seguir. 

Hace cerca de un año gestioné durante un tiempo el Facebook de una marca de alimentación muy conocida. Hacían dos publicaciones diarias en Facebook de lunes a viernes, tenían 65.000 seguidores y los posts no pasaban de los 25 likes. ¿Qué te parece? Los fans seguían a la marca porque regalaba descuentos cada jueves, el resto (cada mes se hablaba de los mismos cinco productos) les traía un poco al pairo. 

 

Cuando empieces a diseñar tu estrategia, a planificar el contenido y a escribir los posts, piensa qué puedes dar para que alguien tenga interés en ti. Lo que sería el inbound marketing (o el enamoramiento de toda la vida). Sino solo te seguirá tu familia y cuatro amigos mal contados.

 

Abrimos debate. ¿Tú cómo lo ves?

Te leo en los comentarios.

 

Leave a Reply