brand manifesto

Brand Manifesto

 

Cuando nos encontramos delante de una marca personal atribuimos la personalidad y las cualidades de esa persona física a su marca. Es lo que vemos, lo que desprende; aunque en su esfera interna sea algo diferente. 
A veces nos pasa que tenemos algún encuentro real con esa persona y la encontramos “más seria, más sosa”; pero, por regla general, veremos en la marca los atributos de la persona concreta.

Algo parecido nos pasa cuando la marca lleva el nombre de una personalidad aunque detrás sepamos que existe todo un imperio (Christian Dior, Lucía Be,...). 
En estos casos, para que la marca sea creíble debe desprendernos autenticidad. Por lo que, si Lucía Be es divertida, natural y espontánea, no nos vamos a creer su marca si la vemos clásica, seria y formal. No se puede alejar la personalidad de la marca de su propia persona.

Pero, ¿qué pasa cuando una marca no tiene detrás a una persona?

Hace algunas semanas hablamos de los arquetipos de marca y de la importancia de conocer dónde se sitúa la nuestra para diseñar su estrategia comunicativa

Un Brand Manifesto no solamente mostrará al mundo nuestra personalidad, también nos servirá de guía para saber qué decisiones tomar para que nuestra marca no pierda autenticidad.

 

¿Qué es un brand manifesto?

Toda marca debe contar con unos conceptos de misión, visión y valores bien definidos que supondrán el esqueleto dónde construir la estrategia de branding y su storytelling.
Pero este esqueleto se debe plasmar en algo más real y tangible con un manifesto, un faro que marque el camino a seguir, que nos explique el por qué de la marca.

Un Brand Manifesto es una declaración de valores, motivos y aspiraciones que marca el comportamiento de la marca. Las marcas más exitosas son las que conectan con su público a través de las emociones, creando un vínculo, y lo logran porque van más allá de las descripciones de sus productos, dando protagonismo a sus valores.

En un Brand Manifesto encontramos los pilares de una marca, su ADN.

¿Cómo puedes escribir el tuyo?

Antes de escribir nuestro manifesto debemos plantearnos algunas cuestiones que nos ayudarán a elaborarlo.

  • ¿Qué nos ha traído hasta aquí? ¿Cuál es el por qué de la marca?

  • ¿Qué nos define? ¿Qué nos diferencia de los demás?

  • ¿Qué nos importa? ¿Cuáles son nuestros principios?

  • A qué no vamos a renunciar

Una vez resueltas los temas anteriores podemos empezar a escribir nuestro manifesto explicando por qué existe nuestra empresa y cuál es su propósito. Usando técnicas de storytelling, con una historia emotiva lograremos más fácilmente esa conexión con el lector.

La longitud del manifesto es libre, desde un slogan largo a varias páginas, pero hay algunos elementos que no pueden faltar:

  • Pasión: debemos apelar a las emociones, ser auténticos y abrirnos. No podemos redactar un manifesto que parezca una guía de estilo o de branding.

  • Esencia: nuestras palabras deben desprender nuestra esencia, nuestra fuerza, mostrar qué nos impulsa a seguir frente a las adversidades, por qué lo hacemos, cuál es nuestro propósito

  • Conexión: nuestras palabras, nuestra historia, debe inspirar al público y a los mismos trabajadores. Debemos generar la voluntad de unir fuerzas para el mismo fin.

Pero para muestra, un botón. Aquí puedes leer el manifiesto completo de Holaluz, una auténtica declaración de intenciones.

 

manifesto hola luz.png

 

Leave a Reply